Bar Ben Barakaldo

Esto pasó hace muchos años (en 2012) pero no he tenido dónde contarlo hasta ahora ni valor para hacerlo, la verdad.
Yo tenía 17 años y estaba de fiesta con una “amiga” en el bar Ben en Barakaldo. Salí a fumar y cuando entré no encontraba a mi amiga.
Alguien empezó a bailar conmigo por detrás y yo pensando que era algún conocido lo seguí. Cuando me di la vuelta este desconocido me estaba besando. Me intenté marchar pero cuando me di la vuelta él me agarró por la cintura y empezó a conducirme para el baño. Yo intentaba zafarme y buscar a mi amiga pero él me tenía bien agarrada.
Me levantó la falda y me empezó a tocar. Yo no sabía bien cómo reaccionar hasta que me metió los dedos y me hizo sentir sumamente sucia. Estábamos cerca de la puerta del baño y sus intenciones estaban claras así que para salir de la situación hice lo único que se me ocurrió: me di la vuelta, le besé y mientras estaba distraído besándome le golpeé y me marché corriendo.
El bar estaba lleno y nadie se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo. Si no llego a reaccionar este chico me hubiera violado porque la intención la tenía bien clara.
Lo peor es que siempre pienso que tuve mucha suerte y es triste tener que llamar suerte a que no te violen.