El miedo me paralizó

Hoy día 4 de diciembre en la mañana . Me iba a caer y de repente sentí una mano que me tocaba de una manera no muy grata.

No me tocó partes sexuales , fue alrededor de la cintura, pero he de admitir que pasé un mal rato.

Me levanté y vi la cara del señor. Lo miré mal y estaba con cara de risita.

Ante esta situación no supe qué hacer más que bajarme del vagón y subirme en otro. El miedo me paralizó. Debí haberle dicho algo y no huir. Hacerle un escándalo y llamar al personal de seguridad para que esto no le sucediera a más personas o evitar en lo posible que así fuera.

La impotencia me corroe pero no puedo hacer nada , y es lo que más rabia me da .