Toqueteo en el Ezpala

Me encontraba en el antiguo bar Ezpala bailando con dos amigas. Todo chicas. De repente, un grupo de unos cinco chicos detrás de nosotras se ponen a tocarnos el culo a todas.

Una amiga y yo nos giramos y les agarramos de la camisa al grito de: “como me vuelvas a tocar el culo te reviento”. Pararon al momento.