le respondí con otra grosería

Iba con mi pareja (ambas somos mujeres) por la tarde paseando tranquilamente por una de las avenidas principales del pueblo (sucedió en Avda Colmenar más o menos enfrente del AhorraMás), sin tan siquiera darnos muestras de afecto ni nada que llamase especialmente la atención.
En un momento dado pasamos por delante de un banco donde estaba sentado un hombre de unos 40-50 años, ocupando él solo el banco entero.
Al pasar delante de él nos espetó “qué ricas estáis” a lo que yo le respondí con otra grosería, él me contestó y le levanté el dedo corazón, sin pararnos delante de él y prosiguiendo nuestro paso. No me acuerdo muy bien de su aspecto pero creo que tenía entradas, era medio calvo y llevaba gafas.
Al rebasarle nosotras, dos personas que iban paseando en sentido contrario fueron testigos de la situación y pasaron por delante de él sin decir nada.

This post is also available in: Inglés