Empecé a gritar

Esto me paso hace unos años, fue sobre las tres de la tarde . Cuando volvía de dejar a mi hija en el colegio, entré a mi portal y al entrar al ascensor vi como un hombre que estaba escondido en el rellano de la escalera, bajó corriendo los escalones para atacarme, con la gran suerte que la puerta del ascensor se cerro antes que él pudiera entrar. Aun así, mientras el ascensor subía, yo veía por el cristal del ascensor que él subía corriendo por las escaleras y muy asustada paré el ascensor entre dos pisos y empecé a gritar hasta que un perro de un vecino comenzó a ladrar y el acosador se fue corriendo. Me llevé un buen susto y desde entonces siempre me da miedo entrar sola en un portal, aunque ya hayan pasado más de veinte años de aquello.

This post is also available in: Inglés