Me hacía gestos con la boca

Un hombre bastante mayor estaba siempre sentado en uno de los bancos y cada vez que yo pasaba me llamaba y me hacía gestos con la boca y tal.
Fue bastante incómodo y pasaba con miedo porque aquello se repitió bastante tiempo y de día pero también de noche.