Intentó tocarme los genitales

Iba andando por la calle, por mi barrio como cualquier otro dia, un hombre me interceptó y me preguntó -“prostituta?” Seguidamente intentó tocarme los genitales. El era mucho mas grande que yo y me quedé tan paralizada que solo pude decir “NO” y apartarle la mano de un tortazo.

Habia una mujer en la acera de enfrente y le grito que me dejase en paz, yo estaba en shock asi que solo pude seguir andando, sin aceptar lo que habia pasado.

GRACIAS a esa mujer, nunca supe su nombre pero si lees esto: GRACIAS por despertarme en ese momento con tu grito. Luego siempre me pregunté que hubiese pasado si ese tio en vez de ir tan ciego y seguir su camino me hubiese agarrado el pelo aprovechando que yo le di la espalda y me vienen pequeñas frases como “como se te ocurrió darle la espalda”…culpabilidad, cómo somos eh.

Ahora soy más mayor y me siento más fuerte y no sé si volveré a dar la espalda si me pasa algo parecido, el miedo te hace actuar de formas que no esperas…pero ¿y qué? No es mi comportamiento el que ha de cambiar, eres tú el que nunca debió tocarme. DEJADNOS EN PAZ, queremos disfrutar la calle tanto o más que vosotros.